LIPO FACIAL +

AUMENTO DE MENTÓN

El Aumento del Mentón es un procedimiento de cirugía cosmética que se utiliza para restaurar la armonía facial cuando el mentón es demasiado pequeño para el rostro (microgenia).

 

Dependiendo del objetivo de la intervención, se aplica la técnica más adecuada para cada paciente. Si se requiere corregir la forma del mentón o darle un aspecto más definido y armónico, se usa la implantación de una prótesis de mentón, la infiltración de tejido graso del propio paciente o el adelantamiento de una parte del hueso de la mandíbula. Si la deformidad del mentón es muy acentuada será necesario efectuar un lijado o una sección del hueso (osteotomía) a través de una incisión dentro de la boca.

La técnica puede durar algunas horas pero, en líneas generales, la mentoplastia se desarrolla de forma bastante rápida. La cirugía de mentón es un procedimiento seguro que se realiza bajo anestesia local y logra resultados definitivos.

En la mayoría de los casos se trata de una operación de carácter ambulatorio donde el paciente puede regresar a casa el mismo día. De todos modos, según el caso, el paciente puede necesitar una breve hospitalización.

Las alternativas a una cirugía de mentón son esencialmente las dos siguientes:

  • Inyecciones de grasa: el especialista inyecta grasa por debajo de la barbilla, en el área del mentón, haciendo un relleno en la piel. Este procedimiento está limitado a casos simples con ligeras desproporciones en el tamaño de la barbilla. Los resultados no son definitivos y deben repetirse las inyecciones a medida que el cuerpo absorbe la grasa.

  • Liposucción en el rostro: esta técnica se puede realizar de forma conjunta con la mentoplastia. Se elimina el tejido adiposo que se encuentra de bajo del mentón para lograr que este repliegue o se vea más prominente.

Procedimiento quirúrgico combinado para revertir el envejecimiento visible del rostro y cuello; logrando un aspecto más joven y natural.

PLANTILLA1 (5).jpg
  • Facebook
  • Instagram