ABDOMINOPLASTIA + LIPO +

AUMENTO DE GLÚTEOS

La abdominoplastía es un procedimiento quirúrgico mayor cuya finalidad es extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reforzar la musculatura de la pared abdominal. Este procedimiento puede reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen (coloquialmente conocido como "panza"). Como resultado, queda una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregir el exceso de piel y grasa, puede ser más o menos larga. 

Simultáneamente se realiza liposucción de la espalda y costados; la grasa recolectada puede ser colocada en el área glúteo y caderas para generar mayor volumen y embellecimiento de la zona.

Finalmente se coloca una faja compresiva la cual deberá de mantenerse por aproximadamente 6 semanas para mejores resultados y mas rápida recuperación.

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico.

 

Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. También puede mejor la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste. Si existen cicatrices previas en el abdomen, esta cirugía puede estar contraindicada o las cicatrices pueden cambiar de posición. 

  • Facebook
  • Instagram